[hilos] Videos

Madrid, 19 octubre (CERESTV.es / EFE)

El “patchwork”, que consiste en unir parchecitos de tela, se ha convertido en una tendencia que ha atrapado a miles de mujeres de todas las edades y de varios rincones del mundo y las ha sentado con hilo y aguja para crear cualquier objeto que surja de su imaginación.Todo comenzó con unos retazos de tela que sobraron de algunas hechuras domésticas y unos trozos de ropa vieja que cayeron en las manos de mujeres con el talento creativo como para convertir un aparente desperdicio en manualidades y obras de arte. “El origen del ‘patchwork’ se lo pelean varios, los de Estados Unidos dicen que fueron ellos, lo japoneses que nació en su país, los de La Rioja llaman ‘almazuela’ a este trabajo y aseguran que surgió ahí, de donde soy yo”, explica Inma, dueña de la tienda-taller Inma Patchwork, quien enseña la técnica japonesa. Pero confeccionar bolsos, colchas, cortinas, costureros, manteles, ropita para niños no es la única utilidad de este trabajo manual, sino que se ha vuelto un pasatiempo que une a las amigas entorno a una mesa para beber café o té, comer galletas o pastelillos y charlar. “Esto empieza como algo curioso, se vuelve un trabajo y cuando menos te das cuenta, ya es toda una terapia que además se puede compartir con las amigas. El chisme es lo que no falta cuando cosemos”, dice entre risas Chus Foubelo, dueña de “La Tertulia del Patch”, nombre que refleja bien lo que ocurre en su tienda-taller. “Creativa”, feria de manualidades, labores y bellas artes que celebra su primera edición en Madrid, fue la excusa perfecta para reunir a los interesados en el llamado “ocio creativo”, un sector que emplea a un millón de personas en España y es generado por 7.800 empresas, según datos de los organizadores. “Viejas técnicas, nuevas ideas”, “do it yourself (hágalo usted mismo)”, son la filosofía de las mujeres que acuden a este tipo de ferias para tomar talleres, inspirarse y crear ya sea cosas para su hogar, ocupar su tiempo libre o comenzar un pequeño negocio. En los 4.500 metros cuadrados de la feria, no se vislumbraba ningún hombre, bueno, solo algunos niños o bebés obligados a ir por las madres y abuelas. “No es cosa para ellos”, dicen una señora que intenta buscar un hueco en un puesto de telas entre otras diez visitantes. Y aunque los orígenes del “patchwork” se encaminaban al reciclaje de trozos de telas, la tendencia ahora es comprarlas en pequeños lienzos con variados estampados y texturas para confeccionar hasta cuadros que podrían ser colgados en una estancia de la casa o en alguna galería de arte. “Hacerlo requiere de paciencia”, “son muchos pedacitos los que se tienen que unir”, “hay que saber coser bien y usar dedal para no acabar con los dedos”, comentan algunas socias de la Asociación Española de Patchwork (AEP), que surgió en 1998 y a la fecha integra a 2.000 personas. Algunas costureras usan máquinas de coser para agilizar su labor, pero ese es un trabajo más solitario y le quita un poco de gracia a lo artesanal del “patchwork”, explican las socias de AEP, mujeres que así como los parches que cosen a diario, han unido sus vidas entorno a un pasatiempo. “Creativa” puede visitarse hasta domingo 21 de octubre en el Pabellón de Cristal de la Casa de Campo en Madrid y posteriormente irá a Barcelona en noviembre, y para 2013 visitará Zaragoza y Valencia.

© 2012 CERES TELEVISIÓN DIGITAL
[+info]: http://www.cerestv.es
[e-mail]: noticias@cerestv.es
Contacto: Teléf. 91 188 07 93

R.D.K holdings S.A